Minientrada
Escritura automática
Septiembre 2011

No pienso en nada en particular, y es lo mejor porque cuando pienso termino preguntándome tonterías, cosas tristes respecto a los finales, o cosas estúpidas respecto a los inicios. En cualquier caso, acaba en ser lo mismo de siempre, el que cuenta es el final. Y todo el recorrido, ya sea en páginas, escenas o años de verdad, sólo tiene significado si afecta al resultado, al cierre.
Pues yo lo siento mucho pero los inicios siguen gustándome más que los finales. Los inicios lo dejan a uno pensar, somos dueños de eso. Los inicios son abiertos y su sentido se lo daremos nosotros, en cambio los finales, son lo que son sin que podamos hacer ni pensar nada al respecto y eso… por lo general es más bien decepcionante.